ADMIRACIÓN ÁRABE-ISLÁMICA HACIA EL NACIONALSOCIALISMO

image

No fue el Muftí de Jerusalén Mohammed Amin Al-Husseini, sin embargo, el único simpatizante árabe del Tercer Reich (Alemania Nazi). La admiración árabe hacia Adolf Hitler estalló con entusiasmo en el Medio Oriente en cuanto el Führer subió al poder en (1933), tal como atestiguan los varios telegramas de felicitación enviados desde varias capitales árabes. La escena se repitió al año siguiente cuando el Partido Nazi promulgó las Leyes de Núremberg, en Alemania, (1935).

Ya en (1937) Paúl Joseph Goebbels aduló la “concientización nacional y racial” de los árabes/musulmanes notando que “en Palestina flamean banderas nazis y decoran sus casas con svásticas y retratos de Adolf Hitler”. A su vez, partidos creados a semejanza del Nacionalsocialismo (Nazismo) y Organizaciones Juveniles Pro-Germanas, así como unidades de batalla, aparecieron en el mundo árabe, notablemente en Siria, Irán, Irak, Marruecos, Túnez y Egipto. Por ejemplo, alrededor de un tercio de la “Phalange Africaine” (también conocida como la “Légion des Volontaires Francaise de Tunisie”), organizada por oficiales del “Régimen Colaboracionista Francés de Vichy” en Túnez, eran árabes.

La “Brigada Nord Africaine”, íntegramente formada por voluntarios árabes argelinos, era liderada por un ex oficial francés llamado Mohamed el-Maadi que tenía el apodo de “SS Mohamed”. En (1942), los nazis crearon el “Batallón de Entrenamiento Árabe-Germano” al que se sumaron voluntarios desde Egipto, Arabia Saudita y la Región del Levante. La“Deutsche-Arabische Legión” (también denominada Sonder Verbande 287), otro batallón, fue quizás la más famosa formación árabe en el Ejército Nazi Alemán. Además, una unidad de unos 100 árabes expertos en demolición fue creada en Túnez. Compuesta por tunecinos, marroquíes, argelinos, sirios, egipcios e iraquíes, recibió entrenamiento en Berlín, Alemania y fue posteriormente regresada a Túnez para luchar contra las tropas aliadas. Un observador militar estimó en 13000 el número de árabes que se ofrecieron a servir en el Ejército Nazi Alemán o en la Francia Colaboracionista de Vichy. Aún cuando su contribución militar pueda haber sido menor en el marco mayor de la Segunda Guerra Mundial, no deja de ser indicativo de las proclividades pro-fascistas y pro-nazis de los nativos de la región y de su disposición a asistir al esfuerzo bélico nazi alemán.

El sentimiento pro-nazi se materializó con violencia en Bagdad, Irak en junio de (1941) cuando un Pogrom Pro-Nazi estalló luego del fallido golpe de estado liderado por Rashid Ali al-Khilami (con asistencia del mufti) en el que casi 180 judíos fueron asesinados y cerca de 1000 heridos, 242 niños quedaron huérfanos, libros de rezos judíos fueron profanados, 576 negocios pertenecientes a judíos fueron saqueados, y 991 casas judías y sinagogas fueron destruidas. Muchas de las leyes antijudías del régimen nazi fueron aplicadas en el Norte de África. Así, en Marruecos, el Pashá de Marrakesh impuso un alto impuesto a los judíos del ghetto (denominado “Mellah”). El Pashá de Salé emitió un edito que prohibía a los judíos contratar a musulmanes. En Beni-Mellal, el Gobernador Musulmán Local y el Controlador Civil Francés conjuntamente decretaron que cualquier europeo tenía el derecho de alojarse en las casas de propietarios judíos. El-Belag, un Periódico Árabe Argelino, propuso en diciembre de (1940) a las fuerzas ocupantes de Vichy que adoptaran medidas raciales nazis tales como la de obligar a los judíos a usar ropajes distintivos. En las zonas rurales de Túnez, los judíos debían públicamente usar una “Estrella de David” en sus ropas. Más de 100 campamentos de trabajo forzado fueron establecidos en tierras árabes por los nazis alemanes, los franceses colaboracionistas y los italianos fascistas en los que árabes sirvieron como guardias, empleados, policías, y torturadores.

Continuara…

Anuncios

Un pensamiento en “ADMIRACIÓN ÁRABE-ISLÁMICA HACIA EL NACIONALSOCIALISMO

  1. Todo esto el mundo debe saberlo, desenmascarar a los arabes, que el mundo sepa como colaboraron con el engendro nazi La Nacion Hebrea debe crecer y fortalecerse, la verdadera fuera debe de venirle de sus hijos No pueden confiar en ningun pacto con los arabes. Solo en ti Hebreo esta la garantia de tu supervivencia. Dios bendiga a la Nacion Hebrea y a su Republica de Israel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s