​EL CARNICERO MAHMUD ABBAS.

A raíz de la posición radicalizada del movimiento terrorista Hamas que gobierna Gaza, Occidente, EE.UU. e inclusive Israel, buscan afanosamente un interlocutor válido para entablar conversaciones de paz. En su empecinamiento para lograrla,  los mencionados parecen olvidar que Mahmoud Abbas, en quien recaen las expectativas, también conocido por su nombre de guerra Abu Mazen,  actual presidente de la Autoridad Nacional Palestina, fue uno de los fundadores de Al Fatah, y discípulo directo de Yasser Arafat, quien  en los discursos en medios occidentales condenaba algunos actos terroristas contra civiles y hablaba de paz , pero cuando se dirigía en árabe a la población palestina, invocaba a la Jihad y alababa a los “mártires” suicidas. Arafat evidenció siempre una predisposición al uso del terror como arma política, y exhibió una incapacidad  absoluta para construir una estructura estatal viable y democrática cuando tuvo oportunidad de hacerlo.  La misma conducta repite Abbas, quien no vacila en la condena pública de algunos atentados, y se pronuncia a favor de las conversaciones de paz cuando habla en inglés a Occidente, pero cambia el discurso cuando se dirige al mundo islámico en árabe, arengando contra Israel. Lamentablemente estas últimas declaraciones, las sinceras, son sistemáticamente ignoradas por la prensa mundial y los líderes occidentales. Abbas,  mientras tanto, en una de las actitudes reñidas con un genuino deseo de paz con su vecino, fomenta que en la televisión palestina se reediten repugnantes libelos antisemitas del Medioevo, como el que en la festividad de Pesaj, la pascua judía, con la sangre de un niño cristiano, ahora musulmán asesinado por israelíes, se elabora el “matzá”, el pan ácimo sin levadura.

 Mahmoud Abbas, nacido el 26 de marzo de 1935, durante la década de los 70, fue miembro activo del Frente Democrático por la  Liberación de  Palestina (FDLP), organización política y militante maoísta-leninista-palestina, que se hizo tristemente célebre en 1974, cuando terroristas entrenados por ellos, cruzaron la frontera de Líbano e Israel y asaltaron la escuela superior del pueblo norteño israelí de Ma’alot, asesinando 26 personas, incluyendo veintiún alumnos secundarios, atentado criminal que fue conocido como “La masacre de Ma’alot”. Otro aberrante antecedente de Abbas, se encuentra en la biografía de Abu Daoud, el arquitecto de” La Masacre de Munich”, donde  el 5 de setiembre de 1972, durante la  XX edición de los Juegos Olímpicos, un comando de terroristas palestinos denominado Septiembre Negro, tomó como rehenes y después asesinó,  a 11 de los veinte atletas que integraban el equipo olímpico de Israel. En sus memorias, publicadas por primera vez en Francia en 1999, Abu Daoud, que vive refugiado en Siria, escribió que el “moderado” Mahmoud Abbas, alias  Abu Mazen, fue quien proporcionó los fondos para financiar el cruel ataque de Munich.

La semana pasada, el diario de la Autoridad Nacional Palestina Al- Hayat Al- Jadida , publicó que cuando Abbas se reunió recientemente con figuras de los medios en la casa del embajador palestino en Jordania,  contó que durante la Cumbre de la Liga Árabe Libia en marzo de 2010 , dijo a sus colegas dirigentes que todavía prefiere la guerra contra Israel , pero no podía hacerla por sí solo. “Somos incapaces de confrontar a Israel militarmente, y este punto se discutió en la Cumbre de la Liga Árabe “, dijo Abbas. “Si ustedes quieren la guerra, y si todos desean pelear contra Israel, estamos a favor.  Pero los palestinos no lucharán solos porque no tienen la capacidad de hacerlo”.

 La intención de dirimir, en caso que pudiese, el conflicto con Israel en una contienda bélica, plus el historial de Mahmoud Abbas, no es óbice para la ANP que él preside, sea ayudada económica y militarmente por el Departamento de Estado de EE.UU. y reciba cuantiosas donaciones de la Unión Europea. Casi inmediatamente de haberse conocido lo declarado por Abbas en la Cumbre de la Liga Árabe, la Casa Blanca, emitió el siguiente comunicado a través de la Secretaría de Prensa emitido el 9 de julio pasado:

Lectura de la llamada del Presidente al Presidente Abbas de la Autoridad Palestina. “El Presidente habló hoy con el Presidente de la Autoridad Palestina. El Presidente (Obama) expresó su fuerte apoyo al liderazgo del Presidente Abbas a favor del pueblo palestino y su compromiso por la paz. El Presidente nota el positivo momento generado por los recientes progresos palpables en Gaza y Judea y samaria, la restricción evidenciada por ambas partes en los últimos meses y el progreso en las próximas conversaciones entre israelíes y palestinos. Él y el Presidente Abbas reexaminaron los procedimientos para avanzar en conversaciones directas en el mediano plazo, con el propósito de llegar a un acuerdo para terminar el conflicto, y establecer un independiente y viable Estado Palestino viviendo junto con Israel en paz y seguridad. El Presidente advierte que el Enviado Especial Mitchell, viajará a la región pronto para encontrarse con el Presidente Abbas y continuar en este impulso y avanzar en nuestros objetivos comunes”.

 Al igual que su mentor Arafat, Mahmoud Abbas, utilizando un discurso en inglés contemporizador y melifluo, sigue engañando a Occidente y cautiva a las izquierdas, incluida la  israelí, que candorosamente al igual que Obama, desdeñan y minimizan  la gravedad de sus pronunciamientos en árabe.

Daniel Pipes, el analista político estadounidense especializado en terrorismo y Medio Oriente ilustra sobre la conducta dual de los palestinos. “En un ejemplo paralelo de lenguaje engañoso, Salam Fayyad, que se autoproclama primer ministro de la Autoridad Palestina, anunciaba hace un año en Aspen, Colorado, que los judíos son invitados a vivir en un futuro estado de Palestina donde “disfrutarán de todos los derechos y desde luego no disfrutarán de menos derechos de los que disfrutan hoy en el estado de Israel los árabes israelíes”.
 Palabras verdaderamente encantadoras. Apenas unos días antes, Saeb Erekat, el encargado del departamento de negociación de la Autoridad Palestina, anunciaba lo diametralmente contrario en árabe: “nadie accederá a que haya israelíes colonos en el estado palestino… Hay quien dice que estamos dispuestos a conceder la ciudadanía a los colonos. Rechazamos (esta idea) de plano”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s