La limpieza entnica de Mahoma en el medio oriente, comenzo con el asesinato de las milenarias tribus judías de Arabia saudita.

Durante casi mil años los judíos vivieron en los oasis de Teima, Khaibar y Yatrib (conocida posteriormente como Medina), en la Península Arábica del norte. De acuerdo al Dr. Hagai Mazuz, un orientalista especializado en lenguaje árabe, Islam y cultura islámica, “La comunidad judía del norte de Arabia fue una de las comunidades judías más grandes en la historia del pueblo judío”. Eran poderosos y ricos, eran respetados por las tribus árabes locales gracias a su religión, cultura, erudición y alfabetización. Construyeron castillos en la cima de las montañas y desarrollaron productivas plantaciones. Tenían poderío militar, caballos y armamento avanzado.

Los judíos de Medina estaban divididos en tres tribus: los Banu Qaynuqa eran herreros, fabricantes de armas y orfebres. Los Banu Nadir tenían plantaciones de dátiles. Los Banu Qurayza eran mercaderes de vino. Estos grupos discutían a menudo e incluso se peleaban. Cuando Mahoma huyó de la Meca, en el año 622 (Exilio), fue a Medina. En un principio hizo una alianza con los judíos. Estudió en sus salas de estudio y adoptó muchas de sus costumbres para su incipiente religión (como no comer cerdo). Podemos decir con certeza que la primera relación entre Mahoma y los judíos fue buena.

En el año 624, Mahoma se dió cuenta que no podía convencer a los judíos para que lo aceptaran como profeta y se convirtieran a su religión, su actitud se volvió hostil. En las revelaciones a Mahoma, durante los días de Medina, vemos reflejada esta hostilidad. Les instruyó a sus amigos que asesinasen y decapitasen a Kabn Ibn al-Ashraf, un conocido poeta judío, jefe de los Banu Nadir (los plantadores de dátiles) y les ordenó a sus seguidores: “Maten a todo judío que puedan”. Así fue debilitada la primera de las tribus judías que convivían con Mahoma, los Banu Nadir.

Tras someter a los judíos de la tribu de Banu Nadir (y asesinar a Kabn Iben al-Ashraf), Mahoma sitió a los Banu Qaynuqa (la tribu de los herreros), sabiendo que las otras dos tribus judías no irían en su ayuda. A pesar que los Banu Qaynuqa eran guerreros proficientes, la falta de comida y agua que generó el sitio los debilitó hasta el punto de tener que rendirse.

Mahoma confiscó todos los bienes de los judíos de Banu Qaynuqa (la tribu de herreros). Un año después, fortalecido por la riqueza judía que había capturado, Mahoma fijó su atención en la siguiente tribu judía: los plantadores de dátiles (Banu Nadir). Para asegurarse que la tribu de los mercaderes de vino no fuera al rescate de sus hermanos judíos, Mahoma hizo una alianza con ellos. Las fuerzas de Mahoma sitiaron a los plantadores de dátiles judíos, en el año 625. Al igual que la tribu judía anterior, ellos sucumbieron ante el sitio y fueron exiliados a la ciudad de Khaibar.

La tribu de mercaderes de vino (Banu Qurayza) sólo tuvo dos años para disfrutar de ser los únicos sobrevivientes judíos. Hasta que en el año 627, Mahoma, junto con 3.000 hombres, sitiaron la fortaleza de los judíos. La tribu judía tenía tan sólo 450 soldados entrenados. El líder de los judíos asediados propuso que se convirtieran al Islam o que, similar a lo ocurrido en Massada, mataran a sus propias mujeres e hijos para evitar que fueran violadas y esclavizadas, y luego lucharan contra los musulmanes hasta la muerte. Los judíos rechazaron ambas opciones y ofrecieron rendirse y abandonar Medina.

Tras expulsar a dos tribus judías de Arabia Saudita, Mahoma sitió a los Banu Qurayza en el oásis de Khaibar. La tribu conquistada de mercaderes de vino, que se había negado en dos ocasiones a ofrecer ayuda a las otras tribus judías asediadas, tuvo la peor suerte. Los niños fueron vendidos como esclavos, las mujeres fueron entregadas a los soldados victoriosos “para uso de los musulmanes”, y los hombres (a excepción de tres que aceptaron convertirse al Islam) fueron decapitados en el mercado. De acuerdo a la tradición musulmana, la sangre de los judíos decapitados inundó el mercado de Medina.

Los judíos de Medina estaban divididos en tres tribus: los Banu Qaynuqa eran herreros, fabricantes de armas y orfebres. Los Banu Nadir tenían plantaciones de dátiles. Los Banu Qurayza eran mercaderes de vino. Los últimos en caer degollados, 1000 personas, fueron los judíos de la tribu de Banu Qurayza en Khaibar. Los islamistas judeófobos del siglo XX-XXI han convertido un suceso menor en un ejemplo antisemita de lo que se debería hacer con los judíos.

No en vano los islamistas hoy aullan “Kahibar al-Yehud” (Khaibar para los judíos). Un hecho menor que se convirtió en un símbolo islamonazi del presente.

Anuncios

Un pensamiento en “La limpieza entnica de Mahoma en el medio oriente, comenzo con el asesinato de las milenarias tribus judías de Arabia saudita.

  1. Pingback: La limpieza entnica de Mahoma en el medio oriente, comenzo con el asesinato de las milenarias tribus judías de Arabia saudita. — Erase una vez palestina | Divagaciones ¿irreales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s