Comité israelí: Nos acercaremos a no judíos con raíces judías

Comité gubernamental propone una nueva categoría de visas para que sea más fácil para los no judíos con ascendencia judía venir a Israel.

Un comité del gobierno israelí propondrá hacer más fácil para los no judíos que tienen ascendencia judía o miembros de comunidades que sigan prácticas judías, visitar y estudiar en Israel.

El panel del Ministerio de Asuntos de la Diáspora también recomendará el establecimiento de centros culturales en el extranjero para permitir a los miembros de estas comunidades aprender más sobre el judaísmo e Israel y la creación de una nueva categoría de visado para que estas personas permanezcan en el país por más tiempo de lo permitido con una visa de turista.

Los no judíos pueden ahora visitar el país con una visa de turista de tres meses, pero la nueva categoría permitiría a aquellos con raíces judías o que pertenecen a “comunidades emergentes” permanecer por más tiempo para aprender sobre judaísmo e Israel.

La categoría se aplicaría a las personas que tienen ascendencia judía, pero no califican para la Ley de Retorno, la que permite a cualquier persona que pueda demostrar que tiene un abuelo judío para convertirse en un ciudadano israelí.

El informe señala que miles de personas en Polonia son descendientes de judíos que fueron forzados a ocultar su identidad judia durante el Holocausto. Del mismo modo, muchos individuos de España y Portugal trazan sus raíces a los judíos forzados “anusim” que durante la Inquisicion española fueron obligados a convertirse.

Las comunidades “emergentes” o “judaizantes”, incluyen grupos, a menudo en lugares remotos, que practican algunos aspectos del judaísmo. Muchos miembros de estas comunidades emergentes se ven a sí mismos como judíos, aunque a menudo no son reconocidos como tales por las comunidades judías tradicionales en el mundo.

Algunos, incluyen a las comunidades de Madagascar, Nicaragua y Uganda, que han completado conversiones al judaísmo, aunque muchos todavía luchan por obtener el reconocimiento necesario para emigrar a Israel.

El gobierno israelí no ha formado una política uniforme para abordar a estas comunidades, dijo el informe. Señaló que los judíos etíopes y los Bnei Menashe de la India que dicen ser descendientes de una de las tribus perdidas de Israel han podido emigrar a Israel en cierta capacidad, aunque el Rabinato Jefe israelí les obliga a sufrir conversiones al judaísmo llegados a Israel.

El Ministerio de Asuntos de la Diáspora creó el comité hace dos años. Está encabezado por el historiador israelí Ofir Hairy, vicepresidente del grupo de reflexión basado en Jerusalén, el Instituto Herzl y fundador del Centro Shalem, que se convirtió en el Shalem College de las artes liberales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s