El viejo acuerdo que mantendrá a Irán alejado de la frontera israelí

Análisis: ¿Por qué está el Estado de Israel interrumpiendo los esfuerzos del ejército sirio para defender a la aldea drusa de Hader, que Israel mismo ha prometido proteger? Porque los sirios están construyendo puestos dentro de la zona de amortiguación de los Altos del Golán, en violación del Acuerdo de Desconexión de 1974, que hoy se considera una importante herramienta disuasoria y legal contra Irán y Hezbolá.

Los disparos de advertencia lanzados por las FDI el sábado y el domingo pasados hacía las posiciones militares sirias, constituyen otro mensaje transmitido por Israel sobre sus líneas rojas en los Altos del Golán.

Por segundo día consecutivo, un tanque israelí disparó un proyectil de advertencia contra una fuerza siria que construyó un puesto para proteger a la aldea drusa de Hader de la organización Frente al-Nusra, que ha estado amenazando al pueblo.

Aparentemente, las FDI y la fuerza siria que construye las fortificaciones al oeste de la aldea tienen exactamente el mismo objetivo: defender a los drusos que viven en la aldea. Los militantes del Frente Al-Nusra, que están afiliados a al-Qaeda, trataron de ocupar el pueblo desde esa dirección hace poco más de una semana. Incluso consiguieron un coche bomba en la aldea, matando a nueve drusos sirios en su explosión.

El puesto que está construyendo el ejército sirio apunta a bloquear esa ruta de ataque. Israel también prometió proteger a los drusos sirios en la aldea de Hader, debido a la alianza del Estado de Israel con sus ciudadanos drusos. Entonces, ¿por qué está el Estado de Israel interrumpiendo los esfuerzos del ejército sirio para defender a los drusos, incluso forzando a la fuerza esta protección?

La respuesta es que los sirios están construyendo el nuevo espacio fortificado dentro de la zona de separación entre las dos líneas de separación, la siria y la israelí, en los Altos del Golán. El Acuerdo de Desconexión de 1974, que se firmó después de la Guerra de Yom Kippur, prohíbe al ejército sirio entrar en esa zona y establecer puestos allí. Cuando el ejército sirio construyó un puesto en el lado oriental de la aldea de Hader, Israel no dijo nada, porque esa zona se encuentra en territorio sirio y no dentro de la zona de amortiguacion.

Los sirios están construyendo los nuevos puestos dentro de la zona de amortiguación, lo que llevó a Israel a disparar tiros de advertencia a pesar de que estos puestos sirven realmente a la seguridad de los residentes de la aldea que Israel juró oficialmente proteger. Este es solo uno de los muchos absurdos que caracterizan la arena de Medio Oriente, y la razón de este absurdo es que Israel, hoy más que nunca, no está dispuesto a aceptar ni la más mínima violación del Acuerdo de Desconexión firmado hace 43 años.

Contra los intereses inmediatos de Israel

El acuerdo de 1974 es el acuerdo más antiguo entre Israel y los estados árabes que aún honran ambas partes. Ahora, el acuerdo se ha vuelto mucho más importante para Israel de lo que ha sido en los últimos 20 años, a la luz de los intentos de los iraníes y Hezbollah de llevar a su pueblo, principalmente milicias armadas, a los Altos del Golán sirio, y particularmente a el área cercana a la línea de desconexión. Israel ya ha anunciado que no lo permitirá, y el Acuerdo de Desconexión proporciona una base legal e internacional para eso.

El Acuerdo de Desconexión incluye no solo una zona de amortiguación a lo largo de varios kilómetros. También hay bandas de dilución de fuerzas en ambos lados de la zona de amortiguación, donde tanto las FDI como los sirios no pueden mantener las fuerzas armadas más allá de una cantidad limitada. En la zona de amortiguación, está estrictamente prohibido mantener fuerzas militares, por lo que no hay fuerzas sirias ni fuerzas de Tzáhal entre las dos líneas de separación. Hoy, solo hay rebeldes allí.

Hay una tira de dilución en ambos lados de la zona de amortiguación donde las FDI y el ejército sirio pueden mantener 75 tanques y 6.000 soldados. Más allá de la primera franja de dilución, hay una segunda franja, donde cada lado puede almacenar 450 tanques, pero su ubicación está a más de 20 kilómetros de la línea de desacople de cada lado.

En la práctica, si los iraníes intentan mantener sus propias fuerzas -por ejemplo, milicias de Hezbolá o chiíes o incluso soldados de la Guardia Revolucionaria- a menos de 20 kilómetros de la frontera con Israel, se consideraría una violación del Acuerdo de Desconexión, que es supervisado por la Fuerza de Observación de la Separación de las Naciones Unidas. Los rusos lo verían de inmediato, al igual que los estadounidenses y la ONU.

Entonces, aunque esto contradice ligeramente sus intereses inmediatos, Israel deja en claro que no permitirá que el régimen sirio proteja a Hader a costa de violar el Acuerdo de Desconexión, que hoy se considera una importante herramienta disuasoria y legal contra los iraníes y Hezbollah.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s