Un informe de la ONU de 1949 muestra que los árabes no querían Jerusalén, solo querían quitársela a los judíos.

Sinagoga tiferet, Jerusalén. Fue dañada por los árabes en 1949

De la Comisión de Conciliación de las Naciones Unidas para Palestina. Informe de abril de 1949:
15. Desde la presentación a la Asamblea General del primer informe de la Comisión al Secretario General, el Comité Especial sobre Jerusalén ha seguido trabajando activamente. En particular, ha mantenido entrevistas con representantes de las autoridades centrales y locales árabes y judías. Sobre la base de las nuevas instrucciones que le ha dado la Comisión, el Comité se esfuerza por formular, de conformidad con los términos del párrafo 8 de la resolución de 11 de diciembre de 1948, propuestas que al mismo tiempo serán aceptables para ambas partes. La Comisión es consciente de que la aceptación por las dos partes no se menciona en los términos de referencia que recibió de la Asamblea General sobre el tema del régimen internacional para Jerusalén. Sin embargo, la Comisión considera que dicha aceptación facilitaría considerablemente el establecimiento y el funcionamiento de dicho régimen. A este respecto, la Comisión se complace en informar que, durante sus conversaciones en Beirut con las delegaciones árabes, estas últimas se mostraron, en general, dispuestas a aceptar el principio de un régimen internacional para la zona de Jerusalén, con la condición de que las Naciones Unidas debería estar en condiciones de ofrecer las garantías necesarias con respecto a la estabilidad y la permanencia de dicho régimen. Por otra parte, los Gobiernos de los Estados árabes se han reservado el derecho de emitir su opinión definitiva una vez que hayan tenido conocimiento del texto de las propuestas que la Comisión presentará a la Asamblea General.

16. Los representantes religiosos mencionados anteriormente también subrayaron a la Comisión, durante las reuniones de Beirut, la importancia que asignan a la aplicación de los párrafos de la resolución que se refieren a Jerusalén y los Santos Lugares. Algunos de ellos expresaron un deseo adicional de ver extendido el régimen internacional para cubrir a Nazaret.

Los árabes de hoy dicen que insisten en que Jerusalén es completamente árabe, y es inconcebible que cualquier no árabe controle la ciudad. Pero en 1949, cuando Transjordania controlaba la mitad de Jerusalén e Israel la otra mitad, a los otros países árabes les gustaba la idea de un régimen internacional que controlara Jerusalén.

E incluso quisieron extender ese régimen a Nazaret, dentro de Israel.

¿Qué ha cambiado desde entonces y hasta ahora? Es obvio: nada. Tanto antes como ahora, a los árabes no les importaba quién administraría Jerusalén mientras las personas que la controlarán no fueran judíos. Querían reducir, como pudieran, la cantidad de tierra que controlaban los judíos, de ahí la absurda idea de incluir no solo a Nazaret en el corpus separatum, sino también el corredor que habría que crear para viajar desde Jerusalén, cortando a Israel casi a la mitad.

No hay una rica historia árabe en Jerusalén. Nunca fue una capital árabe. La ciudad era un lugar terrible para vivir cuando estaba bajo el dominio musulmán.

La única vez que los musulmanes mostraron interés fue cuando los cristianos, durante las cruzadas o los judíos en la actualidad, controlaban la ciudad. De lo contrario, la ciudad fue casi ignorada, con solo peregrinos ocasionales que pasaban.

La obsesión árabe palestina con Jerusalén, estampando fotos de la Cúpula de la Roca en todas las superficies, es un fenómeno nuevo. ¡Jerusalén ni siquiera se menciona en la carta original de la OLP escrita en 1964!

El discurso de Trump no afectó el reclamo palestino de Jerusalén ni un ápice. Lo que hizo fue fortalecer el reclamo de Israel de parte de Jerusalén. Esa idea, de que los judíos tienen derecho a cualquier parte de Jerusalén, es lo que está detrás de la rabieta de Mahmoud Abbas hoy en día, y se remonta a cómo las naciones árabes observaron el control israelí de la “Nueva Ciudad” de Jerusalén en 1949 .

El verdadero interés de los árabes palestinos es alejar a Jerusalén de los judíos, tal como lo querían los árabes en 1949.

Y las dos veces usando cínicamente instrumentos internacionales para lograr ese objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s