Cómo derrotar a Hamas sin disparar un solo tiro

¿Cómo derrotar a Hamas? Privar a los miembros de Hamas de su principal fuente de ingresos, que es la UNRWA (agencia para refugiados palestinos de la ONU), el mayor empleador de Hamas en Gaza.

Las personas que organizan y participan en los disturbios actuales en las vallas de Gaza son empleados de UNRWA: 20,000 miembros orgullosos de Hamas que controlan la asociación de trabajadores de UNRWA y la asociación de docentes de UNRWA desde 1999, todos los cuales incitan a una invasión masiva de Israel bajo el lema del “derecho de retorno por la fuerza de las armas”

El “retorno” al que se refieren es a aldeas que los árabes abandonaron hace tres generaciones, la mayoría esperando regresar después de que los ejércitos árabes destruyeran al incipiente estado judío, entre 1948 y 1953, tras la Guerra de Independencia de Israel, en la que los árabes atacaron a Israel.

UNRWA ha mantenido a 5 millones de descendientes de refugiados árabes en condiciones “temporales”, mientras que los anuncios de Hamas avivan al fuego.

¿Qué se puede hacer para apagar las llamas de Hamas?

Las naciones donantes de la UNRWA pueden exigir el corte de sus sueldos que pagan de la UNRWA, lo que transformaría a Hamas en mendigos que se morirían de hambre por falta de efectivo.

Estados Unidos, Canadá, el Reino Unido y Australia tienen leyes estrictas que establecen claramente que sus respectivas naciones deben condicionar la ayuda al OOPS con el estricto requisito de que, para recibir ayuda, ningún miembro de una organización terrorista extranjera, puede recibir un salario.

De hecho, Canadá cortó su ayuda al fondo general de UNRWA en 2009 después de que Hamas tomara el control del sindicato de trabajadores de UNRWA y la asociación de docentes de la UNRWA, como se documenta en un estudio publicado por nuestra agencia que fue encargado por el Parlamento Europeo.

Exigimos que UNRWA de hecho despida a cualquiera y a todos los miembros de Hamas en el personal.
Canadá renovó la financiación del fondo general de la UNRWA en 2016, después de que la UNRWA mintiera a Ottawa de que ya no empleaban a miembros de Hamas.

Como no se eliminó a ningún miembro de Hamas del personal de la UNRWA, este sería un momento oportuno para que las naciones donantes exijan que la UNRWA lleve a cabo una revisión de sus empleados para detectar conexiones terroristas.

El siguiente paso lógico es exigir que la UNRWA de hecho despida a cualquiera y a todos los miembros de Hamas en el personal.

En un simposio de política de la UNRWA celebrado en Ginebra en 2004, le pregunté a Peter Hansen, entonces jefe de la UNRWA, cómo podía justificar a los miembros de Hamas en su equipo. Su respuesta fue que el OOPS no tiene en cuenta la afiliación religiosa de sus funcionarios y añadió que no tenía problemas para emplear a los miembros de Hamas en la nómina del OOPS.

Como resultado de esa respuesta, las naciones donantes obligaron a UNRWA a despedir a Hansen.

El despido de Hansen sienta un precedente que las naciones donantes del UNRWA podrían invocar fácilmente.

Autor: David Bedein

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s