España 1498-2018: “¡Judíos, salgan!”

Con el caso de la nave Acuario, la España del nuevo gobierno socialista de Pedro Sánchez mostró su cara abierta y acogedora. Pero en silencio y lejos de las cámaras, todas concentradas en el puerto de Barcelona, España se estaba convirtiendo en la nación europea más hostil a Israel.

Primero fue la decisión de la tercera ciudad del país, Valencia, de abrazar el boicot a Israel proclamándose una “zona libre del apartheid israelí“.

Luego, el líder del tercer partido español, Pablo Iglesias Turrión, jefe de Podemos, definió al estado judío como un “país criminal e ilegal“. La ciudad de Oviedo, capital de Asturias, luego canceló el concierto de la orquesta sinfónica israelí de Netanya, citando “razones políticas”.

El productor local del concierto, que habría tenido lugar en otoño en Oviedo, ha recibido una notificación oficial de la municipalidad que indica que la cancelación del evento era el resultado de una “decisión política de no mantener actividades israelíes en la ciudad“.

Oviedo también canceló la actuación de un ballet israelí. El Ayuntamiento de Cádiz ya había cancelado un festival de cine israelí, afirmando que “contradice la adhesión a la campaña ‘libre del apartheid israelí’”.

Y en Benicassim, cerca de Barcelona, al músico de reggae judio y la estrella de Matthew Paul Miller, también conocido como “Matisyahu”, se le había negado a cumplir con la solicitud de la dirección del festival de música que le había ordenado producir un video o una declaración escrita en la cual se suponía que el cantante debía apoyar un estado árabe-palestino. Su actuación fue cancelada.

Mientras la embajada israelí en Madrid se quejaba de “la falta de cooperación de la ciudad”, llegaron noticias de la primera región autónoma europea que oficialmente boicoteó a Israel.

Se trata de Navarra, donde todos los partidos españoles, excepto el Popular, votaron la moción en la que se invita a España a “suspender sus vínculos con Israel” hasta que el país cese su “política de represión criminal contra la población palestina“.

Ochenta ciudades y consejos españoles ya se han unido a la campaña de boicot israelí. La embajada de Israel en Madrid escribió una carta a miembros de Podemos acusándolos de practicar una “política de boicot sistemática” contra Israel, luego de que un grupo de diputados decidiera no asistir a una reunión programada con el embajador. El israelí Daniel Kutner.

El Al, la principal aerolínea de Israel, pretendía crear un vuelo directo desde Santiago de Compostela a Tel Aviv, pero el proyecto fue rechazado por los líderes turísticos españoles como un acto simbólico de apoyo al boicot. “Navarra 1498-Pamplona 2018” Es noticia ayer que incluso la ciudad de Pamplona declaró a los funcionarios israelíes “personae non gratae” en la ciudad. Esta vez los socialistas votaron en contra, mientras que el Partido Nacionalista Vasco, Podemos y el Partido Comunista se mostraron a favor.

La Embajada de Israel en Madrid ha condenado la resolución, diciendo que “el reino de Navarra fue el último de la Península Ibérica en expulsar a los Judíos y el Ayuntamiento de Pamplona fue el primero en declarar persona no grata “Navarra 1498: Judíos fuera – Pamplona 2018: tenemos prohibido entrar“.

Los puertos españoles parecen abiertos a todos, excepto a los israelíes.

Autor: GIULIO MEOTTI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s